Cave Mode: ¿Qué es?

Cave Mode: El Documental

No es oro todo lo que reluce en la industria del videojuego en España. Su crecimiento meteórico se sostiene sobre un tejido endeble y frágil, marcado por el sacrificio y las malas condiciones del escenario independiente. En ‘Cave Mode’ la historia de Johnny Prat y David Bernad, de No Wand Studios, explora este peculiar castillo de naipes y retrata con crudeza los claroscuros del videojuego español.

La industria del videojuego en cifras

La industria del videojuego ha logrado mantener un crecimiento meteórico durante los últimos años, y las predicciones apuntan hacia una facturación en auge constante. Sus presupuestos millonarios han sido los protagonistas de decenas de titulares, que anuncian su dominio absoluto en el sector del entretenimiento. En España, la facturación del videojuego alcanzó 1.479 millones de euros durante 2019 y se consolidó, de acuerdo a AEVI, como uno de los diez mercados más potentes del mundo. Para ponerlo en perspectiva, la industria del cine en España se quedó en los 624 millones de euros recaudados, según Comscore.  Por su parte, el sector productivo de videojuegos españoles facturó en 2018, de acuerdo a DEV, 813 millones de euros; un 14% más que en 2016.  El videojuego, en cifras, no podría salir mejor parado.

Pero la situación del sector del videojuego en España es más engañosa de lo que parece. Su potencia económica se sostiene sobre una industria polarizada, con una mayoría de microempresas que sobreviven a duras penas. Los datos de DEV reflejan esta situación: cerca de la mitad del total facturado por las empresas con sede en España corresponde a un 1% de las compañías (aquellas que facturan más de 50 millones de euros).  Esta polarización se traduce en una situación inestable y precaria para una gran parte del sector del videojuego español, que pese a sus buenas cifras de facturación, esconde un preocupante desequilibrio.

Por otro lado, la industria del videojuego en España está marcada por la desconfianza del inversor y los problemas de financiación: de acuerdo a DEV, un 78% de las empresas manifiesta necesidades a la hora de financiar su proyecto, lo que puede derivar en malas condiciones laborales y prácticas tóxicas generalizadas, como el crunch

De esta forma, la mayoría de videojuegos españoles dependen enteramente de los recursos económicos de sus creadores; como hemos visto, estudios pequeños e independientes que se enfrentan a largos procesos de producción.

 Las grandes cifras del sector no parecen garantizar, por el momento, la autosuficiencia y bienestar de buena parte de sus trabajadores.

Los obstáculos del independiente

Bajo las circunstancias en las que se encuentra la industria del videojuego en España, el desarrollo independiente se enfrenta a toda clase de desafíos y obstáculos. Haz click sobre la imagen: Explora nuestro mapa interactivo para descubrir la perspectiva de distintos desarrolladores sobre la situación del videojuego en España y las dificultades de su trabajo. Si eres un desarrollador y deseas compartir tu punto de vista, no dudes en contactar con nosotros.

Conoce a No Wand Studios

No Wand Studios nació en 2014 con la ilusión de hacer videojuegos y dejar su huella en la industria. El objetivo de crear historias inmersivas y narrativas interesantes empujó al estudio a experimentar con realidad virtual, elaborar pequeñas aventuras interactivas en game jams y lanzarse a desarrollar un proyecto independiente de gran envergadura: The Fall of Lazarus. Conoce a los protagonistas del documental ‘Cave Mode’ a través de esta imagen interactiva.

En primera persona